Publicaciones

Bueno, es difícil explicarla en un modo simple, porque no tiene nada de simple.  Pero daré algunas nociones sencillas sobre ella.

 

MATERNIDAD SUBROGADA

Básicamente podemos decir que se trata de una técnica de reproducción humana asistida (TRHA), destinada a parejas (de distinto sexo o del mismo sexo) y a personas solteras, que sufren alguna causa de infertilidad o esterilidad (médica o estructural) que les impide tener hijos propios mediante medios naturales o mediante otras técnicas de reproducción asistida de menor complejidad.

Dicha pareja o dicha persona, aporta sus propios gametos (espermatozoides y óvulos) o recurre a donantes de gametos, y mediante fecundación in vitro u otra técnica, el médico realiza la fecundación del óvulo, y la consiguiente formación de un embrión.

Ahora bien, como ese embrión no puede ser gestado por dicha pareja o dicha persona, se transfiere a una tercera persona (mujer gestante) quien vá a gestar al embrión hasta el nacimiento de ese bebé.

Ese bebé nacido mediante subrogación, no tiene vínculos genéticos con la mujer que lo gestó (mujer gestante), porque ella no aporta sus óvulos.

Pero en cambio, sí tiene vinculación genética con la pareja o persona que recurrió al procedimiento (padre/s genético/s), cuando ellos aportaron sus gametos.

Luego del nacimiento, se debe reconocer la verdadera identidad y filiación de ese bebé, como hijo de los padres que realizaron el tratamiento de reproducción.  Dicha filiación se encuentra fundada en la identidad genética y/o en la voluntad procreacional (es decir, la voluntar de procrear).

 

DENOMINACIONES

Existes distintas denominaciones para este procedimiento, aunque todas refieren a lo mismo.  La denominación más extendida coloquialmente es “Maternidad Subrogada”.  Pero también se la denomina más técnicamente “Gestación por Sustitución” o “Gestación Subrogada”.  O simplemente “Subrogación”.

Vulgarmente es conocida como “Alquiler de Vientres”, aunque esta denominación es inapropiada e inexacta.  Ya volveremos sobre este tema seguramente en próximos artículos.

 

¿A QUIENES ESTA DESTINADO ESTE TRATAMIENTO?

La maternidad subrogada (como todas las TRHA) es una técnica de reproducción asistida indicada para parejas o personas que no pueden tener hijos en forma natural, y que tampoco pueden mediante otras técnicas de menor complejidad.  

Esta destinada a parejas heterosexuales, en las cuales la mujer no puede gestar un bebé. Puede haber numerosas patologías que lo impidan: malformaciones uterinas, histerectomía parcial o total, falta de útero congénita o adquirida, y otras patologías en el útero.  También se requiere cuando la mujer sufre alguna insuficiencia renal, cardíaca, hepática, etc que pondría en riesgo su vida o la del bebé al quedar embarazada. 

Esta destinada a parejas del mismo sexo.  En caso de parejas de varones, obviamente no podrán tener hijos en forma natural por ausencia de órganos reproductivos femeninos, y en caso de parejas de mujeres, también puede suceder que ninguna de las dos pueda gestar un bebé.

También esta destinada a personas solteras, que no podrán tener hijos en forma natural, sobre todo en caso de varones solteros.

 

¿ES LEGAL EN CHILE?

Bueno, aquí debemos hacer una diferencia. Una cosa es que una conducta sea legal (es decir que no este prohibida) y otra cosa es que se obtengan los efectos deseados al realizar la conducta.

Entendemos que en Chile si sería "legal" desde que no existe una prohibición expresa del Código Penal o de las leyes civiles para realizar el tratamiento de maternidad subrogada, al día de la fecha.  Es decir, no sería un delito realizarlo, desde nuestro punto de vista.

Ahora bien, el tratamiento no tendrá el efecto jurídico deseado por los padres intencionales o comitentes, ya que no se reconocería su relación filial con el menor nacido mediante esta técnica.  Las leyes civiles establecen que la madre de un menor nacido en Chile, es quien lo dá a luz.  De modo que la relación jurídico filial se reconocería entre la mujer gestante y el recién nacido.

Ante ello, entendemos que no existe la posibilidad de realizar el tratamiento en territorio chileno, ya que la maternidad queda determinada por el parto.  En las partidas del registro civil constará el nombre de la mujer que dió a luz (mujer gestante) y del recién nacido, independientemente de que los espermatozoides o el óvulo que generaron esa gestación fueran de ella y su pareja, o de donantes de ovocitos o esperma, o de los padres intencionales (comitentes).

Y si recurriéramos a un Juzgado de Familia, entiendo que el Juez, obligado a aplicar la ley, deberá confirmar la relación filial del bebé con la mujer gestante, sin importar el aporte genético, ni la voluntad procreacional.  Ello teniendo en cuenta también el orden público.  De ese modo, los comitentes no serán reconocidos como padres, y no tendrán vinculo jurídico con el recién nacido, lo que hace absurdo recurrir a este tratamiento dentro del territorio chileno.

Hasta que la situación legal cambie, las parejas que deseen recurrir al tratamiento, deberán hacerlo en el exterior, en países donde si se regula expresamente, y luego solicitar el reconocimiento de la filiación conforme la normativa de Chile.

 

 

Nota: destacamos que las opiniones vertidas en el presente sitio son meramente informativas, y no constituyen asesoramiento legal de ningún tipo, ni prestación de servicios jurídicos.  Para mayor información, visite el apartado "Aviso Legal" en el menú inferior del sitio web.

 

 

Dr. Juan Pablo Rojas Pascual

Abogado - Consultor

www.maternidadsubrogada.cl

 

 

Buscar en el Sitio

Quien esta en linea?

Hay 75 invitados y ningún miembro en línea

Reciba novedades por email

Obtenga información, próximas publicaciones y novedades sobre Maternidad Subrogada.